La directa al glaciar de los Polacos
Su primera ascensión data de enero de 1961 y fue lograda por los argentinos Orlando Bravo, Tato Bellomio y Dado Liebich.
Por: Redacción Aconcagua Online

Esta es la vía que mayormente se utiliza para ascender al Glaciar de Los Polacos, que si bien presenta mayores dificultades técnicas, tiene un recorrido menos extenso lo que permite un ascenso más rápido evitando la necesidad de campamentos intermedios.

Para ascender por esta vía se puede acampar en el campo 2, al pie del glaciar. También es posible utilizar como campo de ataque los campamentos de Cólera o Berlín, sobre la Ruta Normal.

El itinerario sobre el glaciar tras una directa desde su base, bastante a la derecha, pasando muy cerca de zócalos rocosos que entran al glaciar en forma horizontal, estrechándose hasta desaparecer. Uno  de los pasos distintivos y también claves de este ascenso es el “Cuello de Botella” (6.400 m; 50 grados), corredor formado por islotes rocosos a la derecha y algunas bandas de seracs a la izquierda.

El último signo distintivo de esta directa es la banda rocosa a 6.700 m, la cual es recomendable superar por una canaleta muy angosta de unos 15 metros. Desde este punto sólo queda alcanzar el filo en un tramo que generalmente se presenta con hielo. Desde aquí hasta la cumbre siempre por el filo.

Fuente: Aconcagua: La cima de América. Mauricio Fernández. Ediciones Summit

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
Una familia en la cumbre
AOLAOLAOLAOL