Los argentinos ya van hacia la cumbre del Manaslu
M Galván, JP Sarjanovich, W Benegas, un misionero y seis jujeños buscarán este viernes la primera cumbre argentina del gran Manaslu
Por: Jorge Federico Gómez

Promediando el día 30 de la expedición, y luego de 12 en el campamento base a la espera de la ventana climática, este martes los argentinos que se encuentran a tiro de piedra de la cumbre del Manaslu (8.163 m) emprendieron el ascenso que los llevará a la cima en principio el sábado próximo, viernes en esta parte del planeta.

El rosarino Juan Pablo Sarjanovich viene informando en su cuenta de Facebook los pormenores de la tensa espera de la mejoría del tiempo, que ya empezó a producirse y que promete una espectacular jornada el jueves, en la cual los 125 escaladores con permiso de ascenso intentarán la hazaña.

Desde el mismo campamento pero en principio por otra ruta más técnica que la normal, Mariano Galván (Chubut) es el otro argentino que busca su séptimo Ocho Mil, esta vez en compañía del gran alpinista español Alberto Zerain.

Hay más argentinos en el base de Manaslu. Entre ellos el muy conocido mellizo Willy Benegas está guiando a uno de sus clientes de Misiones hacia la cima, y un grupo de jujeños también se encuentran prestos a cumplir el objetivo.

La espera en el campo base ha sido, como siempre, una durísima prueba de templanza y carácter. La incertidumbre por el indomable factor climático y el control de las ansiedades son cruciales para el cumplimiento del gran objetivo. Cada cual afronta la espera con sus propias armas. Mariano por ejemplo mata el tiempo realizando breves caminatas por los alrededores del CB y subiendo fotos y videos de esos impresionantes lugares (tienen Wi Fi en el Campo Base!!!), mientras que Juan Pablo acumula nuevas amistades mientras ocupa su tiempo en la carpa confeccionando tapices.

El clima es muy particular en aquellas latitudes. El fin de la temporada de los vientos monzones da paso a la llegada de mucho frío e importantes nevadas. La empresa Seven Summit es la responsable de fijar cuerdas a lo largo del periplo, tarea que este año vino sumamente lenta en virtud del mal tiempo. Cada montañista paga 120 dólares extras por el servicio de las cuerdas.

En el Campo 2, a 6.300 metros, se verificó en estos días una amplitud térmica de 53°, constatándose + 41° cuando el sol castiga a pleno el manto del glaciar, y - 12° cuando es tapado por las nubes.

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
Una familia en la cumbre
AOLAOLAOLAOL