Exitosa expedición científica y deportiva ecuatoriana en Aconcagua
Un equipo de Ecuador desarrolla un interesante proyecto médico deportivo. Uno de sus miembros logró el record 360°.
Por: Jorge Federico Gómez

El equipo “Ecuador más cerca del Sol” compuesto por siete andinistas y profesionales ecuatorianos emprendieron este verano en Aconcagua una expedición médico-deportiva de altura con dos objetivos principales: investigar los cambios fisiológicos adaptativos a la altura en base al biotipo ecuatoriano; y vulnerar un récord de ascenso non stop en modalidad speed climbing en la ruta 360°, logrado efectivamente por uno de sus integrantes, Nicolás Miranda.

El hombre récord es uno de los mejores exponentes del Ecuador y del mundo en la modalidad. Es un atleta de elite de deportes de montaña con logros de relevancia internacional.

Además la iniciativa sirvió para posicionar y difundir la imagen de Ecuador y sus montañistas en distintos medios de difusión, y consolidar el equipo de escaladores con miras a futuras expediciones a montañas de otros continentes.

Además de Miranda, estuvieron en Mendoza el médico investigador Dr. Mario Ochoa Larrea, y los andinistas Pablo Chiquiza, Romel Sandoval, Kriztian Kriollo, más Daniela Calapiña, de sólo 15 años, y su papá el guía Manuel Calapiña. Un tercer objetivo era que Daniela hiciera cumbre para convertirse en la latinoamericana más joven en lograrlo.

“El grupo se conforma en julio pasado con una expedición a la cordillera blanca en Perú de Pablo, Kristian, Romel y yo. Al regreso dijimos de hacer algo más grande, hacer estudios y formarnos como amigos montañeros. Vino alguien que le gustan las locuras a lo grande y es Nicolás, pensamos en un record para este año, se nos ocurrió una ruta de más de 100 km y elegimos Aconcagua, por el lugar, por el desnivel y por ser la más alta de América” cuenta Mario Ochoa en diálogo con Aconcagua Online.

“Ecuador más cerca del Sol” hace referencia a la montaña más alta de su país, el Chimborazo -tres de los integrantes habitan en la zona-, que en rigor es la montaña más cercana a nuestra estrella mayor, más aún que el Everest. “Es identidad como país y como latinoamericanos que queremos darle, resaltando los valores, fundamentos y capacidades como latinoamericanos” refuerza Mario.

Científicamente el proyecto comprende estudiar los cambios electrofiosológicos específicos del biotipo ecuatoriano en condiciones de altura. Hoy la bibliografía al respecto es casi toda de origen europeo y hay muy pocos trabajos hechos por americanos. El trabajo derivará en la publicación de un libro. El facultativo recabó datos de cada uno en reposo, en algunas montañas de Ecuador y de Perú, que serán comparadas con cinco tomas en desnivel en Mendoza, Penitentes, Plaza de Mulas, cumbre de Aconcagua y en estado basal.

La expedición a Aconcagua fue solventada básicamente de forma autofinanciada. “El apoyo para deportistas e investigación en Latinoamérica sigue siendo casi nulo, pero es una propuesta más personal y una afición de todos” agrega el médico del equipo.

Los deportistas ecuatorianos remarcaron el buen trato que tuvieron en su paso deportivo por Mendoza: “La gente nos ha acogido con todo el corazón, no sentimos el cambio de país, nos tratan como en casa, son gente muy bella”.

Ahora es el tiempo de buscar nuevos desafíos. Ya piensan en una vuelta 360° al Chimborazo como grupo. Y les encantaría también Bolivia. Hay objetivos individuales y grupales, pero sobre todo buscan profundizar y convertirse en un equipo polivalente de especialistas cada uno en su rama, para lograr dar una objetividad al deporte de montaña demostrando que es seguro y aprendiendo la forma de hacerlo seguro.

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
Una familia en la cumbre
AOLAOLAOLAOL