Karl Egloff no para de batir records
El ecuatoriano recordman en Aconcagua y Kilimanjaro bajó la marca de ascenso y descenso en el Elbrus, el monte más alto de Europa.
Por: Jorge Federico Gómez

Karl Egloff, el ecuatoriano recordman de Aconcagua en ascenso non stop por la ruta normal (11 horas 52 minutos), marcó una nueva marca en el monte más alto de Europa, el Elbrus (5.642 m, Rusia) al cubrir el trayecto desde la base hasta su cumbre y vuelta a la base en la impresionante marca de 4 horas y 20 minutos.

El record anterior en la cima top de Europa era ostentado por el ruso Vitaly Shkel quien en 2014 lo logró en 4 horas y 39 minutos, es decir 18 minutos más que el ecuatoriano.

Egloff, quien este verano estuvo en el Parque Aconcagua guiando una expedición y asistiendo a su amigo y compañero Nicolás Miranda para que este último lograra también su propia marca record por la ruta 360°, ostenta también el menor tiempo de esta modalidad de ascenso en velocidad en el cerro Kilimanjaro (5.860 m, Tanzania), la cima más elevada del continente africano, al subirlo y bajarlo en 6 horas y 42 minutos en 2014.

La marca lograda por Karl se dio en el marco de la ultra trail Red Fox Elbrus Race. El sudamericano mencionó en redes sociales los -28 grados en la cumbre al arribar y romper el record, y lo dedicó en especial a su familia, amigos y al pueblo ecuatoriano.

El Red Fox Elbrus Sky Marathon partió de Azau Glade a 2.450 metros de altitud, con desnivel positivo de 3.300 metros, 25 kilómetros de distancia en subida y bajada. La prueba internacional tiene ochos años de vida y consiste en ocho días de pruebas de montaña como carreras de raquetas nieve, kilómetro vertical, esquí y el cierre con el sky maratón. Este año participaron 500 deportistas de 20 nacionalidades.

Karl Egloff tiene ahora entonces los récords de ascenso y descenso en velocidad del Kilimanjaro, Aconcagua y Elbrus, tres de las 7 Summits, y va en camino de lograr los cuatro restantes.

(Foto de portada: Red Fox Elbrus Race)

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
Una familia en la cumbre
AOLAOLAOLAOL