Kilian Jornet, el más rápido y alto de todos
Un increíble nuevo récord de ascenso en velocidad del español en el Everest: Campo base-cumbre-campo base en 38 horas 15 minutos.
Por: Jorge Federico Gómez

El increíble Kilian Jornet inscribió nuevamente su nombre en la historia del montañismo al hacer cumbre, en la medianoche del 21 de mayo pasado, en el monte más alto del mundo, el Everest (8.848 m, Nepal) sin oxígeno embotellado suplementario, sin utilizar cuerdas fijas, de una sola tirada desde el campo base (5.100 m) a la cima, y en un ascenso de tan sólo 26 horas y un tiempo total nuevamente al CB de 38 horas y 15 minutos.

Así, el gran español estableció un nuevo e inalcanzable récord de velocidad (FKT, Fastest Known Time), saliendo desde el campamento base del Everest del antiguo monasterio de Ronguk (5.100m) el 20 de mayo a las 22 (hora local) hasta la cumbre de 8.484 metros, la más elevada de todo el planeta, a las 00 horas del 22 de mayo.

El trayecto hacia su objetivo lo hizo Jornet por la cara norte de la montaña, es decir por la ruta tradicional. Su logro no solamente significa el cumplimiento de su proyecto personal, sino que revitaliza la tendencia de intentar estos altísimos objetivos deportivos en un estilo puro y rápido, con el menor auxilio exterior posible y en el menor tiempo de permanencia en los cerros.

Kilian declaró que “esperaba hacerlo en menos tiempo”, considerando que sobre todo en el descenso debió aminorar la marcha por un malestar estomacal, pero se mostró inmensamente feliz de batir un récord de agosto de 1986 de 43 horas el mismo periplo, ostentado por Erhard Loretan y Jean Troillet.

El proyecto del catalán se llama Summits of My Life, y desde 2012 lo ha llevado por todo el mundo buscando nuevos récords de ascenso a las cumbres más emblemáticas del globo, entre ellos Mont Blanc y Cervino en Europa, Denali en América del Norte y Aconcagua en Sudamérica. Para el reto del Everest, Jornet fue acompañado por el guía de montaña y camarógrafo Sébastien Montaz-Rosset.

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
Una familia en la cumbre
AOLAOLAOLAOL