Tips para elegir los alimentos para la expedición al Aconcagua
La dieta tiene directa incidencia sobre el rendimiento de nuestro organismo.
Por: Redacción Aconcagua Online

En la actualidad existe un importante número de alimentos deshidratados y liofilizados. De la experiencia en Aconcagua se podría decir que este tipo de alimentación normalmente no es bien aceptada ni por el aparato digestivo ni por el paladar.

Existe la posibilidad de preparar un menú muy sencillo, bastante ligero de peso y que sea más gustoso desde el punto de vista natural y de la digestión.

Un paquete de espaguetis u otro tipo de pastas resulta bastante fácil de cocinar y se puede combinar con algo de crema o aceite de oliva para aportarle lípidos.

Una pieza de queso y algún trocito de jamón crudo aportan proteínas y sales.

Galletitas, un queso untable, unas aceitunas y un poco de maní son siempre bienvenidos como aperitivos.

El puré de papas deshidratado o la harina de maíz de cocción rápida son de las mejores opciones en el último campamento. Aportan abundantes carbohidratos de fácil asimilación, muy importantes a 6.000 metros de altura.

Sopas individuales de preparación rápida o simplemente calditos bien diluidos no deben faltar a lo largo de todo el viaje.

Los desayunos deben estar entre los platos fuertes del día.

Abundante hidratación, acompañada con un poco de pan y manteca, alguna mermelada o miel, galletas, cereales con leche y algún trozo de budín.

Durante la marcha no debe faltar una oblea o algo dulce y para un descanso más prolongado, un sándwich con unas frutas frescas para el valle y deshidratadas para la altura.

En definitiva, cada uno deberá preparar un menú con alimentos que sean de su preferencia. Se debe apuntar siempre a recuperar, al menos, una buena parte de las calorías perdidas y para ello habrá que tener una dieta balanceada, nutritiva y gustosa, que ayude a estimular el apetito que de por sí se suele deprimir bastante con los efectos de la hipoxia.

Fuente: Aconcagua, la cima de América. Mauricio Fernández. Ediciones Summit. Octubre 2008.

(Foto portada: gentileza Lanko Altas Montañas)

DEBUG
Notas relacionadas:
AOLAOLAOLAOL