No pudo ser: el mal tiempo impidió el nuevo récord en la pared Sur del Aconcagua
Por las condiciones meteorológicas los ecuatorianos decidieron abortar la iniciativa de batir la marca de 22 horas de ascenso por la peligro
Por: Jorge Federico Gómez

No pudo ser otra vez. El mal tiempo se empecinó y los ecuatorianos Karl Egloff y Nicolás Miranda debieron abandonar la idea de batir la marca de ascenso en velocidad por la vía Sudtirolesa de la pared Sur del Centinela de Piedra.

A última hora de ayer sábado, el equipo ecuatoriano comunicó por radio a la seccional de Guardaparques que no insistirían con la iniciativa y anunciaron su regreso desde plaza Francia hacia Horcones para mediodía de hoy domingo, hora local.

La mítica pared Sur del Aconcagua, casi imbatible, le puso condiciones imposibles a los impresionantes atletas, y una vez más impidió su abordaje. Así, la gran cantidad de nieve caída en los últimos días, sumado al fuerte viento y la escasísima visibilidad derivó en la decisión que Karl y Nicolás confirmaron este sábado desde su campamento base.

La idea original era, además de batir la marca vigente de 22 horas (Bruno Suzac, Francia, 2002) desde plaza Francia hasta el denominado Collado Norte, llegar a la cumbre mayor del planeta excluyendo Asia, de 6.962 metros, para dejar así establecida una nueva plusmarca desde la base hasta la cima.

 

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
Una familia en la cumbre
AOLAOLAOLAOL