Pared Sur: Egloff y Miranda se retiraron a tiempo
El miércoles iban a intentarlo nuevamente. Esperaron, y una avalancha cayó exactamente por la vía donde deberían subir.
Por: Jorge Federico Gómez

Los eximios atletas ecuatorianos Karl Egloff y Nicolás Miranda renunciaron al intento de escalar la pared Sur del Aconcagua por segunda vez esta semana al no encontrar las condiciones meteorológicas adecuadas para encarar tan extremo desafío.

Este miércoles, Egloff y Miranda tenían previsto ingresar a la pared Sur a las 4 AM, con la idea de batir el récord de ascenso non stop por la vía seleccionada, que aún ostenta el francés Bruno Souzac cuando en 2002 salió de la base de Plaza Francia y llegó al Collado Norte (muy próximo a la cumbre) en 22 horas.

Los deportistas latinoamericanos a esa hora de la madrugada se encontraron con el persistente mal tiempo que marcó las últimas semanas en toda la alta montaña mendocina, y en una decisión por demás responsable y atinada decidieron esperar algunas horas para ver si la meteorología mejoraba.

Al cabo de un par de horas de espera, una impresionante avalancha se produjo exactamente en el lugar donde a esa hora Karl y Nico deberían estar en plena trepada. Esa clara señal de la montaña los convenció para tomar la decisión final: desarmar campamento, regresar a Mendoza y postergar el proyecto para la próxima temporada.

“Se acaba de oír ahorita, a la hora y en el lugar donde habríamos estado si habríamos atacado. Así es el destino y se va toda la ruta hacia abajo” se escucha decir a Karl Egloff en el video que acompaña este artículo, en el preciso momento en que la avalancha arrasa con la ruta prevista.

La vía por ellos pretendida es de alguna manera “mixta” pues abordaban la pared por la llamada ruta eslovaca, luego por la francesa y a continuación para salir la variante de Messner, hasta llegar al Collado. De ahí la idea era continuar por la arista hasta la cima de 6.962 metros. Si bien en el trayecto esta ruta podía surgir variaciones, la elección tiene su fundamento en la velocidad que se le puede imprimir al ascenso por esa ruta. Es que el gran peligro de la mítica pared Sur de Aconcagua, más allá de su dificultad técnica, son los constantes desprendimientos desde los seracs y de piedras propiamente, por lo cual el riesgo se minimiza en tanto se permanezca menos tiempo en el impresionante paredón vertical.

Egloff ya se encuentra en su país natal, mientras que Miranda quedó en Mendoza para acompañar a la también ecuatoriana Daniela Sandoval, quien la próxima semana intentará quebrar el récord femenino de ascenso non stop al Aconcagua por la ruta normal, una marca de 22 horas y 52 minutos que lograra, en febrero de 2016, la brasileña Fernanda Maciel.

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
Una familia en la cumbre
AOLAOLAOLAOL