Ascendió todos los 6 miles de Argentina y Chile
Máximo Kausch completó la primera etapa de su proyecto “Andes6K”. Quiere coronar los 104 superiores a 6 mil de Sudamérica.
Por: Jorge Federico Gómez

Máximo Kausch nació en Villa General Belgrano, Córdoba. Vivió allí hasta los 10 años, después en Brasil por 7 más, y luego en Inglaterra hasta la actualidad. Trabaja en la montaña desde los 23, guiando en forma profesional la mitad del año y escalando deportivamente la otra mitad. Marcas como North Face, Garmin, Red Bull y Doite apoyan sus proyectos.

En 2012 guiaba una expedición en el Himalaya al Broad Peak, cuando por un problema político en Pakistán debió suspenderla. Tenía dos meses de vacaciones por lo que decidió ir a Sudamérica a escalar 6 miles. En Argentina compró una moto Tornado 250 cc, aprendió a manejarla camino a Salta, y así empezó a escalar 6 miles. En dos meses de viaje hizo 30 cerros en forma solitaria y aproximando hasta las bases en la moto. Salta, Jujuy, Chile, Bolivia. Al poco tiempo completó el número inicial planificado de 50 cumbres, y empezó a pensar en otras posibilidades, como escalar la totalidad de los 6 miles de Sudamérica.

Pero para eso debió conformar una lista precisa para lo cual estudió minuciosa y científicamente la información disponible.

La lista depurada arrojó un número de 104 cerros superiores a 6 mil metros en Sudamérica.

En diciembre de 2017 Máximo Kausch encumbró el magnífico Alto San Juan en Mendoza, y con eso completó 85, la totalidad de los 6 miles de Argentina y Chile.

Ahora se apresta a terminar todos los que le quedan en el Sur del Perú, en la zona de Arequipa por ejemplo le faltan el Solimana y el Hualca Hualca, varios en la cordillera Blanca y en la Huayhuash, en la Vilcanota donde hay varios difíciles y desconocidos, y el único 6 mil en Ecuador, el Chimborazo.

Máximo, en diálogo con Aconcagua Online a su paso por Mendoza rumbo a Aconcagua, reflexionó acerca del primer logro en su interesante proyecto: “Te hace sentir muy chico y te da una perspectiva de lo que hay en los Andes, es increíble. No es la idea de decir ‘ay, qué groso que soy porque escalé tantos cerros’, te da una idea de ‘qué pequeño soy y cuánto me falta’, en tu vida vas a llegar a subir tantos cerros”.

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
Una familia en la cumbre
AOLAOLAOLAOL