Aconcagua Non Stop, desafío en marcha
Este sábado ingresaron al Parque los 13 “mountrailistas” que en los próximos días intentarán Plaza de Mulas-cumbre-Plaza de Mulas en el día.
Por: Jorge Federico Gómez

Los 13 integrantes del equipo de Aconcagua Non Stop, la prueba de “mountrailismo” de Team Aventura que conduce el Lic. En Educación Física y Guía de Trekking Sergio Furlan, ya se encuentran dentro del Parque Aconcagua rumbo al campamento de Confluencia, para luego continuar el domingo hasta Plaza de Mulas y en los próximos días intentar el ascenso a la cumbre non stop desde y hasta el campo base, en el día.

En mountrailismo es la alianza de dos conceptos: trail running y montañismo, un mix que no es nuevo y se viene haciendo sobre todo en el exterior, que consiste en ascender cerros en modalidad alpina lo más rápido posible, con el menor equipamiento y con entrenamiento de running para mejorar los tiempos.

El grupo, que contrató los servicios de la empresa INKA, cuenta con el reconocido Guía de Montaña Horacio Cunietti como líder, secundado por Inés Guevara y el propio Sergio Furlan.

En función de las condiciones invernales que presenta el cerro, la estrategia ha cambiado. La montaña presenta mucha nieve por lo que se decidió usar botas dobles, es decir más seguro pero más lento, y además grampones de alta montaña y no los de Trail running que en principio usarían. Hasta estos días las expediciones solo pueden llegan hasta Nido de Cóndores y sólo hicieron cumbre 3 personas. El hielo y la nieve han formado placas pasibles de avalanchas, por lo que es necesario que extremar los cuidados.

Este lunes será jornada de descanso, en tanto que el martes harán el porteo de las botas dobles hasta Nido de Cóndores, salvo que deban usarlos desde Mulas por la nieve, algo bastante inusual durante la temporada. Luego sólo resta esperar la ventana de buen tiempo para atacar la cumbre, ventana que debería durar entre 8 y 10 horas sin viento -lo más problemático-, independientemente del horario puesto que los deportistas están preparados para salir de día o de noche por el entrenamiento que tienen. Presumiblemente entre miércoles y sábado próximos sería el período posible.

El ritmo decidido por Cunietti es lento, pero prácticamente sin pausas, todos bien abrigados porque la idea es que arriben todos en buenas condiciones hasta La Cueva, sobre los 6.500 metros.

El equipo se encuentra fuerte, con la mente enfocada en el objetivo y totalmente aclimatado.

Hay confianza y tranquilidad, después de un año durísimo de preparación para el desafío. Una ilusión importante de muchos años que hoy está al alcance de la mano.

La montaña dispondrá.

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
El Plata, el hermano menor
AOLAOLAOLAOL