Aconcagua: Lograron evacuar a un chico de 13 años con edema cerebral
El lunes se descompensó a más de 5.000 metros. Una vez más los servicios y el personal del Parque Aconcagua funcionaron coordinadamente
Por: Redacción Aconcagua Online

Un niño de 13 años sufrió este lunes 25 de febrero un edema cerebral cuando se encontraba junto a su padre en el campo 3 de Guanacos, en la búsqueda de hacer cumbre en el Aconcagua.

El chico, de nacionalidad estadounidense, se descompensó este lunes por la tarde en esa zona, a más de 5.000 metros, por lo que su papá, Timothy Horvath, guía de montaña, dio la alerta para una eventual asistencia y rescate.

Los síntomas que Horvath transmitió hicieron sospechar que no sólo se estaba en presencia del clásico edema cerebral que suele producirse en aquellas alturas, sino de un ACV debido a que presentaba signos de parálisis facial.

De este modo en los campamentos base se tomaron todos los recaudos para una rápida evacuación y atención especializada inmediata.

Ya avanzada la noche, guías y porteadores de la empresa Grajales -que proveyó de servicios logísticos a los montañistas- comenzaron a evacuar al pequeño en una camilla-trineo hasta Campo 1.

Allí fueron alcanzados por el médico Lucas Puscama y el guardaparques Fabricio Osorio quienes ni bien enterados de la alerta subieron desde el campo base de Plaza Argentina para prestar asistencia.

Por fortuna el profesional del Servicio permanente del Parque constató solamente el edema cerebral, por lo que lo estabilizaron, lo proveyeron de oxígeno y le aplicaron dexametasona. Y continuaron bajando -en plena noche- hacia el campo base.

Mientras, desde Nido de Cóndores, en la ruta normal, dos efectivos de la Patrulla de Rescate de la Policía también avanzaban hasta la otra cara de la montaña para ponerse a disposición.

Cabe señalar que el helicóptero de rescate hizo un intento nocturno de aproximarse al lugar para acelerar la evacuación, pero fue imposible por las condiciones meteorológicas reinantes.

Finalmente, el vuelo se realizó sin inconvenientes por la mañana. El Gobierno provincial dispuso una ambulancia del Servicio Coordinado de Emergencia que lo trasladó al hospital de Uspallata. Fuera de peligro, el chico fue luego derivado a Mendoza por gestión de la empresa Grajales.

En esta ciudad lo atendió en persona el jefe del Servicio Médico del Parque Aconcagua, Dr. Ignacio Rogé, quien tras practicarle una resonancia magnética finalmente le dio el alta médica.

Dado que el diagnóstico transmitido la noche anterior indicaba un posible ACV, Rogé contactó en Mendoza al neurocirujano Omar Urquizu, quien arbitró los medios para una inmediata internación en terapia intensiva del hospital Español. Afortunadamente esto no fue necesario.

“Una vez más es destacable el trabajo en equipo. Desde el caso Campanini para acá se acabaron las rivalidades. Todos suman, todos y cada uno ponen lo mejor para que estas cosas salgan adelante. Por suerte eso pasó, y hoy contamos la película” reflexionó el Dr. Rogé en diálogo con Aconcagua Online.

(PH fotos gentileza UPRAM)

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
El Plata, el hermano menor
AOLAOLAOLAOL