Los vientos del Aconcagua
En Aconcagua los vientos pueden alcanzar los 100 km/h
Por: Redacción Aconcagua Online

Un factor que no se puede dejar de lado a la hora de realizar el ascenso, es el viento. Es importantísimo contar con pronósticos precisos, y estar atentos ante cambios repentinos en las condiciones climáticas.

En Aconcagua los vientos pueden alcanzar los 100 km/h, causando la destrucción de algunas tiendas de campamento base y de otras tantas tiendas de altura cada temporada. Estos vientos no están necesariamente asociados con nevadas, muchas veces llegan secos y pueden durar algunas horas o días.

El frente es la zona o franja de separación entre dos masas de aire, ya que estas chocan entre sí pero no terminan de mezclarse. En el Aconcagua el ciclo típico de tormentas está dado por la transición de un frente cálido a otro frío.

El viento es una de las mayores complicaciones para la progresión en altura. La sensación térmica puede bajar bruscamente. Puntualmente, para el día de intento a la cima, si el viento se manifiesta en ráfagas de 40 a 50 km/h, la recomendación es suspender el ascenso. Intentar la cumbre con un viento de esta intensidad, supone correr un alto riesgo y la posibilidad de sufrir congelamientos. La cumbre comienza a ser factible con vientos del orden de los 30 km/h y aun con esta intensidad las condiciones serán duras. Si por el contrario, el viento tiende a aumentar llegando al punto de no poder atender las necesidades básicas, como encender un calentador para derretir nieve e hidratarnos, entonces hay que pensar en descender pronto.

Fuente: Aconcagua, La Cima de América. Mauricio Fernández

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
Una familia en la cumbre
AOLAOLAOLAOL