La nobleza de las mulas de Aconcagua
El servicio de mulas para transportar el equipo de los andinistas es una práctica habitual cuando se busca la cumbre del Aconcagua.
Por: Jorge Federico Gómez

El servicio de mulas para transportar el equipo de los andinistas es una práctica habitual, cuidada y conveniente cuando se trata de intentar la cumbre de nuestro gran Aconcagua.

Para ello, las empresas acreditadas en el Parque Aconcagua cuentan con sus propios planteles de mulares y ofrecen el servicio de carga a sus clientes. En nuestro caso, aconcaguaonline.net dialogó con Andrea González de la firma Lanko Altas Montañas quien gentilmente nos explicó los pormenores del servicio que involucra a tan noble animal.

Las rutas de ingreso para las mulas de carga son las mismas que para los andinistas: Horcones y Punta de Vacas. Cada animal puede cargar un peso de hasta 60 kilogramos, lo que por lo general equivale al equipamiento de dos andinistas.

Las tarifas están calculadas por tramo, ya sea de subida como de bajada, desde alguno de los dos ingresos al Parque hacia los campamentos base de Confluencia, Plaza de Mulas o Plaza Argentina y viceversa. Desde aproximadamente u$s 110 por mula por el tramo más breve a unos u$s 450 el más extenso, el precio que se cobra por mular va descendiendo en tanto mayor sea la cantidad de animales contratados.

En el caso de Lanko, cada carga es minuciosamente acomodada y pesada antes de subirla a la mula en su base de Penitentes. Luego el cliente literalmente “se olvida” de su equipaje y lo reencuentra en perfecto estado en el campamento acordado.

Una de las particularidades que demuestran el cuidado del animal, es que aquellos elementos del equipo con punta, como piquetas o grampones, deben ser tapados con corcho o algún material similar para que no lastime durante el trayecto.

Como las expediciones están casi siempre compuestas por varias personas, se dispone que cada tres mulas vaya un arriero a su cuidado. A partir de la cuarta mula van dos arrieros y así sucesivamente de tres en tres. De esta forma se garantiza un adecuado manejo de la tropilla y un especial cuidado por la carga y por el animal.

El ascensionista contrata por lo general el servicio en Mendoza junto con el permiso de ingreso, que de este modo le resulta más barato. Mucha gente sólo contrata el servicio de mula justamente con el objetivo de abaratar el costo de su expedición.

Lanko Altas Montañas tiene un plantel de 70 animales propios que en temporada permanecen en corrales ubicados en Puente del Inca, casi frente a la entrada al Parque y para el resto del año las mulas son trasladadas al valle de Uspallata.

Fotos gentileza Lanko Altas Montañas

DEBUG
Notas relacionadas:
AOLAOLAOLAOL