Carlos Pauner coronó Aconcagua en su proyecto “7 cimas”
Hizo cumbre el 19 de diciembre junto al español Raúl Martínez y al marplatense Pablo Pilotta.
Por: Redacción Aconcagua Online

Carlos Pauner Gotor, aragonés de 51 años, es un reconocido y multipremiado escalador, protagonista de hazañas increíbles en las cumbres más importantes del mundo.

Es licenciado en Ciencias Químicas, Máster en Gestión Medioambiental, piloto comercial y empresario. Y en sus ratos libres se dedicó, por ejemplo, a convertirse en el cuarto español en coronar las 14 cimas más altas del mundo, los 8 miles himalayos, entre 2001 y 2013. Los logró a todos.

Desde este año, el gran español concibió y comenzó a desandar su nuevo proyecto, las “7 cimas” (Seven Summits), objetivo que aspira exhibir en 2017.

El sábado 19 de diciembre logró la cima del Aconcagua, de 6.292 metros, un ataque que adelantó sobre el plan previsto debido a las condiciones meteorológicas favorables.

Pauner y Pilotta lograron hace dos meses la primera de las “7 Cimas”, el monte Elbrus (5.642 m), en Rusia, el techo europeo.

El lunes 14 el grupo ascendió desde Plaza de Mulas (4.200 m) a Nido de Cóndores (5.500 m), ambos trayectos esforzados pero satisfactorios pese al frío y viento reinantes. Se sucedieron las jornadas de aclimatación y avance hacia campamentos superiores, hasta que el tiempo los bendijo con algo de calma el sábado 19, y se logró el objetivo.

La idea de Pauner es regresar a Nepal en primavera para hacer un trekking y en junio intentar en Alaska el Denali (6.194), América del Norte. Después el Kilimanjaro (5.895 m) en África, en verano, y la pirámide de Carstensz (4.884) en Oceanía, para otoño.

El Aconcagua, pese a rozar tratarse de casi “un siete mil”, por la ruta normal no presenta gran dificultad técnica y sus pendientes son relativamente suaves. Pero la gran montaña argentina constituye un enorme desafío aún para los más expertos por las condiciones climatológicas normalmente adversas, con cambios bruscos de tiempo. Es que se trata de una montaña muy expuesta especialmente a los vientos por situarse en la estrecha franja de tierra entre dos grandes océanos: Atlántico y Pacífico.

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
Una familia en la cumbre
AOLAOLAOLAOL